¿POR QUÉ DEBES HIDRATAR TU PIEL?

*Sin importar el tipo de piel, siempre la debes hidratar; no importa si la piel es grasa, pues las células y tejidos
de igual manera necesitan agua para defenderse de los factores externos que aceleran el
envejecimiento cutáneo.

*Llevar una buena alimentación es clave para que la piel luzca hidratada y saludable así como, beber
agua diariamente debido a que el 70 % de la piel está compuesta por agua.

*Una piel deshidratada provoca sensaciones de inconfort como picores o tirantez, también es el primer
paso hacia el envejecimiento ya que con el paso del tiempo las glándulas sebáceas son menos activas y
la piel pierde, en cierta medida, la capacidad de retener agua, por lo que se reseca con más facilidad, en
las pieles grasas la deshidratación se produce por el uso indebido de productos cosméticos demasiado
astringentes.

Factores que influencian la deshidratación:
– Ambiental (frío, viento, contaminación, rayos UV)
– Social (tabaco, alcohol)
– Emocional (estrés, fatiga)

Diferencia entre piel seca y piel deshidratada:
Piel Seca:
– Afecta a un tipo de Piel
– La piel carece de agua & lípidos
– Rigidez constante

Piel Deshidratada:
– Afecta a todos los tipos de piel
– La piel carece de agua
– Rigidez ocasional

Diferencia entre hidratar y humectar:
– Hidratar es aportar agua a la piel para mejorar su capacidad de absorber humedad y nutrientes.
– Humectar es atrapar y retener la humedad para construir la barrera protectora natural que evita
cualquier pérdida de agua.

*Una crema es humectante cuando actúa en forma de barrera protectora en la piel evitando la
evaporación del agua que contiene el tejido. Además, favorece la captación de agua del medio
ambiente, la integra a la superficie cutánea y restablece el manto ácido de la piel, el cual protege el cutis
contra la acción de factores dañinos del medio ambiente. Estas cremas son ricas en glicerina, urea,
alantoína, pantenol, etc, sustancias capaces de retener la humedad en la superficie.

*Una crema es hidratante cuando aporta la cantidad de agua que necesita la célula para sus funciones
metabólicas. Las cremas hidratantes actúan en las capas profundas de la piel.