RUTINA DE CUIDADO FACIAL

  • La limpieza es el primer paso de cualquier rutina de belleza en todo tipo de piel.
    Una higiene óptima de la piel no solo elimina impurezas, polución y restos de maquillaje, también
    mejora su aspecto y consigue que esté más sana.

¿Cómo debes limpiar tu piel?
1. Desmaquillar:
– Ojos y Labios: Integrar en tu rutina de limpieza un desmaquillante bifásico es esencial, este es especial para
eliminar el maquillaje waterproof y de larga duración.
– Rostro: Lo ideal es desmaquillarlo con agua micelar dermatológica que limpia la piel de las impurezas y
partículas contaminantes conservando su equilibrio natural.

2. Lavar:
– Usa un dermolimpiador indicado para tu tipo de piel evita usar agua caliente para no resecarla.
– Se debe realizar con un ligero masaje que permita la correcta eliminación de impurezas y agentes
patógenos que habitan en nuestra piel, enjuaga con abundante agua y seca.

3. Exfoliación:
– Procede aplicando un exfoliante facial durante unos minutos para ayudar a eliminar las células
muertas, las cuales provocan que tu piel se vea opaca.
– La exfoliación se puede realizar 1 vez por semana y con productos especialmente indicados para
tu piel.
– Es recomendable no realizar exfoliantes caseros, ya que corres el riesgo de lesionar tu piel.

4. Tonificación:
– Aplica tu tónico favorito con una almohadilla de algodón, distribúyelo uniformemente sobre tu
piel, asegurándote de enfocarte en las áreas problemáticas como la zona T.
– Los tónicos suelen ser una excelente opción, ya que actúan como un regulador natural del sebo y
proporciona nutrientes y vitaminas esenciales directamente a la piel para restablecer el equilibrio.